miércoles, 7 de abril de 2010

Modelos empleados por el estado para la regionalizacion.

MODELOS EMPLEADOS POR EL ESTADO PARA LA REGIONALIZACION

El desarrollo económico y social de Venezuela se ha caracterizado históricamente por presentar una dualidad especial, la cual se manifiesta mediante una fuerte concentración de la población y las actividades económicas en la región norte-central del país, mientras el resto del territorio cuenta con pocos centros urbanos que tengan una actividad económica significativa. Tal patrón de organización del espacio nacional responde al modelo centro-periferia, pues el funcionamiento de la economía nacional se ha caracterizado en el espacio por presentar un centro en rápido proceso de crecimiento económico-industrial, y el resto del país, o periferia, exceptuando a Maracaibo y Ciudad Guayana, con un crecimiento lento y con tendencias al estancamiento.

Hasta ahora la localización industrial no ha obedecido a patrones racionales de organización del espacio industrial, que tengan en cuenta el funcionamiento y la jerarquía del sistema nacional de ciudades y los recursos y potencialidades existentes en sus áreas de influencia rural. Al contrario de lo que predica la teoría clásica de localización, las plantas industriales orientadas hacia la materia prima se han ubicado en el centro, cerca de los puertos internacionales y de las otras industrias orientadas hacia las grandes concentraciones urbanas (mercado), porque esas plantas, en general, no utilizan materias primas nacionales sino productos semielaborados importados.

Debido al rápido crecimiento del sector industrial, la localización de las unidades de produccion se ha llevado a cabo de manera no controlada a escala regional y subregional, impuesta en general por decisiones privadas, guiadas a su vez por el simple mecanismo de los precios, lo cual ha provocado en el centro, una serie de trastornos de índole económico-espacial, como el congestionamiento de las áreas industriales, la contaminación ambiental, la aparición de núcleos residenciales o agrícolas, la sobresaturación de los servicios de infraestructura en algunos casos la ausencia total de los mismos en otros, la dispersión de la urbanización a lo largo de los ejes viales, los desequilibrios en los movimientos vivienda-trabajo, la capacidad instalada ociosa y la no integración vertical y horizontal, axial como ha determinado desequilibrios en relación con los servicios industriales demandados, situaciones de desempleos, en general, distorsiones del patrón de localización con respecto a la estructura regional de los recursos.
PRINCIPIOS GENERALES DE LA ORDENACION TERRITORIAL


La ordenación del territorio: forma parte de la planificación económica, tanto como de la planificación del uso de los recursos naturales de ese territorio.

Las técnicas de planificación constituyen una herramienta para determinar los objetivos en materia de ordenación y, especialmente, para hacer coincidir en esa materia los objetivos del desarrollo económico y los de la protección del ambiente.

La ordenación del territorio, por su naturaleza, constituye la expresión espacial del desarrollo social y económico.

Esta condicionada por el régimen político dominante: todo su comportamiento debe ajustarse a la legalidad como elemento fundamental de derecho democrático.

Implica una reorientación de la forma espontánea como los grupos sociales han venido ocupando y utilizando el espacio y sus recursos.

DESARROLLO SUSTENTABLE Y DESARROLLO ENDOGENO

El desarrollo sustentable es el proceso de crecimiento económico, acompañado de cambios en las estructuras económicas y sociales, pero que, aun cuando satisface las necesidades de las generaciones presentes, no compromete la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

El desarrollo endógeno consiste en fortalecer la capacidad de crecimiento económico nacional desde adentro, para luego competir en el mundo globalizado.

1 comentario: